jueves, 18 de noviembre de 2010

UN CURSILLO DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA A SALVADOR SOSTRES

Siento vergüenza de que un tipo como éste, sea tertuliano de una televisión pública.

TeleMadrid debería replantearse seriamente qué tipo de personajes dantescos, misóginos y xenófobos quiere entre sus filas.

Las disertaciones sexuales de Sostres al hilo de un desfile de ropa interior femenina, desvela un punto de vista misógino sobre los cuerpos de las mujeres, cosificados y convertidos en objetos sexuales, y de relaciones sexuales basadas en la dominación masculina.

Juzgaréis el vídeo vosotros/as mismas. Su tono, su desprecio manifiesto a los cuerpos maduros de las mujeres normales, que aprenden a gozar de la sexualidad, de la libertad que también da la experiencia y qué comentarios hace sobre las chicas jóvenes.

Lo más cínico es que esta panda de cerdos misóginos -que no tienen ningún reparo en tirarse a adolescentes- , luego no quieren que las chicas, de manera libre aborten, porque es inmoral (dicen).

Chicas de esas mismas edades, de 16 y 17 años, que quieren interrumpir un embarazo no deseado, y que probablemente tengan relaciones sexuales con chicos que las respetan y valoran mucho más.

Este incidente de exceso verbal espero que tenga consecuencias, como las provocadas al libertino Sánchez Dragó, que creyéndose el mismo marqués de Sade, contó en primera persona sus experiencias con niñas pobres de 13 años tailandesas. La condena fue unánime, excepto por la presidenta de la Comunidad de Madrid, que lo mantiene como colaborador.

Los comentarios ofensivos hacia las mujeres, la violencia implícita, el sexismo destilado, ante la mirada impávida y condescendencia de sus compañeros de mesa, han provocado una tímida reacción en el seno del Partido Popular, González Pons, su Secretario de Comunicación, ha quitado hierro a los comentarios, gravísimos en democracia.

En una semana en la que en Baleares han asesinado a otra mujer, una más, formando parte de esa dolorosa lista de mujeres muertas en manos de sus parejas o ex parejas palabras como las de Santiago Sostres deben ser condenadas enérgicamente.

El sexismo es la base de la violencia de género y debemos trabajar mucho, toda la sociedad, las instituciones para educar en la igualdad, en el respeto, para que concepciones expresadas como ésta, sean objeto de despido inmediato en cualquier televisión, pública y privada.

Ojalá la asignatura de educación para la ciudadanía, tan cuestionada por el PP, se hubiera implantado antes, mucho antes, cuando este señor estudiaba.

La verdad es que con el PP es para tener miedo: del poco respecto democrático que tienen (ya han avisado de que si ganan derogarán leyes como la de matrimonio homosexuales o la derogación de la ley de plazos, por muy constitucional que sea).

El PP se fuma un puro por la igualdad y lo demuestran con la tibieza ante comentarios como éstos, además del racismo y xenofobia desprendida con videojuegos que incitan al odio y a maltratar (tiraban bombas) a inmigrantes ilegales.

Todo un ejemplo de ciudadanía y democracia.

ADJUNTO EL LINK

http://www.youtube.com/watch?v=bNh8dIpi_9M

3 comentarios:

Horrach dijo...

Me parece que puede ser efectiva la estrategia del PSOE: para no perder el poder, y a falta de ofrecer una gestión mínimamente presentable (la actitud con Marruecos ha sido el último capítulo sonrojante de esa gestión pésima), hay que poner en marcha el comando 'maccarthista' para ofrecer a la opinión pública el linchamiento de personalidades vinculadas de una forma o de otra a la derecha. A falta de oferta positiva, la demonización del adversario y la estrategia del miedo. La medida puede funcionar, aunque, eso sí, original no es, porque precisamente la demonización del rival y la estrategia del miedo como único recurso es lo que lleva la izquierda echándole en cara a la derecha los últimos lustros.

Ahora resulta que lo que ha dicho Sostres es 'gravísimo', letal, megaultrahipersupergrave. Y yo, ingenuo que soy, pensaba que aquellas declaraciones que hizo cierto político hace poco sobre el terrorismo de Estado que se practicó en España a mediados de los 80 podían tener más peso sancionador. Me equivocaba: en España, hoy día, es peor decir que te gustan sexualmente las adolescentes, que hacer apología implícita del terrorismo de Estado. ¿Quién era ese chispeante señor gallego que sacó a paseo lo del conocido 'Spain is different'?

saludos cordiales

PS: Sostres creo que se llama Salvador.

Anónimo dijo...

Me parece que las palabras de Sostres no han sido inventadas por ningún estratega de ningún partido, sino que salen de la mentalidad cavernícola de estos personajillos que con una mano pretenden que una chica de 17 años no pueda decidir sobre su embarazo, en cambio la ven como un deseable objeto sexual. El resto de teorias de la conspiracion tras las que se suele ocultar cobardemente el PP sí que son estrategias de cortina de humo.
De la gestión del PP mejor no hablar, con lo que se embolsaron constructores y adláteres por el Palma Arena, por poner un ejemplo, el Govern del pacte habrá podido dotar de Escoletas infantiles a prácticamente todos los municipios de Baleares, y es solo un ejemplo.
Elijan: Sostres, Matas, Camps... es lo que siguen presentado en la derecha, y defendiendo.

Horrach dijo...

Disculpe, pero Sostres no es del PP, sino de CiU. Infórmese antes un poco, para no meter a todo el mundo en el mismo circo de sus fobias inquisitoriales.

Además, sigo sin ver ningún delito en que a Sostres le gusten sexualmente las chicas de 17 años. La Ley española no dice nada al respecto.

Lo curioso de nuestra evolución como especie es que hoy en día sea la izquierda la que defienda la forma de vida puritana y reaccionaria que no hace mucho era el estandarte de la derecha catolicona. En fin, ver para ver.